BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Dinastías llenas de adrenalina y gran amor por la velocidad
Dinastías llenas de adrenalina y gran amor por la velocidad

Dinastías llenas de adrenalina y gran amor por la velocidad

No solo en la F1 sino en varias categorías han brillado padres e hijos.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

“Seguir los pasos (de mi padre) es genial”, admitió Mick, hijo de Michael Schumacher, quien debutará en Fórmula 1 la próxima temporada.

“Es un sueño que se cumple, que persigo desde los 3 años. ¡Por fin está pasando y es genial! (...) Nunca he perdido de vista esta idea, siempre he sido optimista y estaba convencido de que iba a llegar (...)”, aseguró el alemán, quien en años anteriores se destacó en la F3 y, actualmente, brilla en la F2.

Al tomar el próximo año el volante de un F1 del equipo Haas, Mick seguirá una tradición, la misma que cobijó a otras familias en el ámbito del automovilismo.

Los Hill

Padre e hijo campeones del mundo, los Hill hicieron historia en la F1. Después de su padre Graham en 1962 (BRM) y 1968 (Lotus), Damon se convirtió en 1996 en el primer piloto en emular a su padre en el palmarés de la categoría reina.

Los Rosberg

En 1982, Keke (Williams) ganó un solo Gran Premio, en Suiza, pero se llevó un premio mayor: el título mundial, que conquistó superando a Didier Pironi. Después, en 2016, su hijo Nico lo imitó con Mercedes antes de abandonar la categoría.

Los Villeneuve

El hijo superó al padre: después de su segundo puesto en 1996, Jacques logró su única corona en 1997, 15 años después de la trágica muerte en pista de su padre Gilles, quien fue subcampeón del mundo en 1979 y consiguió 6 victorias.

Los Verstappen

Aunque aún no es campeón del mundo, Max es firme candidato a serlo algún día. A sus 23 años, cuenta con mejor palmarés que su padre Jos, piloto de F1 entre 1994 y 2003. Es el ganador más joven de un GP de la historia (18 años, 7 meses y 15 días), el más joven en haber tomado la salida en una carrera, en haber sumado puntos y en subir al podio.

Otras  divisiones

Campeón del mundo en 1978 y ganador de las 500 Millas de Indianápolis en 1969, Mario Andretti es una leyenda y sus descendientes perpetúan su nombre. Como él, su hijo Michael corrió en F1 (13 GP en 1993) y ganó el campeonato Cart, convertido en ChampCar y después en IndyCar, en el que participa  Marco, su nieto.

Otros legados automovilísticos recayeron sobre ‘Nelsinho’, hijo del campeón del mundo Nelson Piquet (1981, 1983, 1987), y Bruno Senna, sobrino de Ayrton (1988, 1990, 1991).

Este fin de semana, Pietro Fittipaldi reemplazará en Haas a Romain Grosjean, quien se accidentó en la pasada prueba. El brasileño recordará a su abuelo, doble campeón (1972, 1974), Emerson.

Otras dinastías son las de los Brabham, los Nakajima o los Sainz.

A punto de celebrar el título

Mick Schumacher conformará el nuevo equipo Haas junto al ruso Nikita Masepin. El alemán está a punto de proclamarse campeón de la Fórmula 2 con el equipo italiano Prema, pues faltan las dos últimas dos carreras de la temporada en Baréin, que se llevarán a cabo este fin de semana. El deportista hizo su formación con la Academia de Ferrari, escudería italiana que durante varios años sirvió de catapulta para que Michael se consolidara como la leyenda del automovilismo que es en la actualidad.

A tener en cuenta

Colombia tiene su propia dinastía, pues Sebastián Montoya viene siguiendo los pasos de su papá, Juan Pablo.

Mick hace parte de la dinastía Schumacher, la cual además de su padre, Michael, y su tío, Ralf, defiende su primo David, hoy en la F3.

Carlos Sainz correrá el próximo año con Ferrari. Su padre, del mismo nombre, es un ídolo en lo referente a rallys.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Encuentra Todos nuestros Contenidos en puntos De distribución Y formato digital.