Sábado 20 de septiembre de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Muchos programas podrían estar basados en premisas erradas

- | 01/11/12
Emisoras
En ocasiones las emisoras caen en el humor fácil como una estrategia para capatar mayores audiencias.
Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

Dos profesionales en el mundo de la radio opinan sobre contenidos polémicos de algunos programas de entretenimiento.

La encuesta de Consumo Cultural realizada por el Dane en el 2010 mostró que la radio ocupa el segundo lugar como el canal de comunicación que más prefieren los colombianos.

Mientras para la televisión la preferencia en el consumo fue del 96 por ciento, para la radio fue del 74 por ciento, de los cuales una gran mayoría de oyentes se ubican entre los 12 y los 24 años. 

Este público joven genera en las emisoras la necesidad de crear estrategias de mercadeo para captar audiencias. En la programación de algunas emisoras de FM existen programas cuya estructura se basa en la información de actualidad, el humor y la música para público joven, pero habría otros que sobrepasan ciertos ‘límites’ y se burlan de los oyentes con la utilización de lenguaje soez y de bromas de ‘alto calibre’. (Sexo, sexo y más sexo, ¿debe haber regulación o autoregulación?

Para Camilo Mayor, un docente que ha ayudado a formar comunicadores sociales en algunas de las principales universidades de Cali, estas estrategias de las emisoras podrían estar apoyadas en una premisa errónea.

“Los realizadores se han encargado de hacer del ridículo el centro de atracción. Pareciera que estos programas se hicieran pensando en que ser joven es ser estúpido”, dijo.

Mayor, quien además dirige un programa de opinión realizado por jóvenes, cuestiona el tipo de oyentes y el tipo de personas encargadas de hacer dichos programas.

“Con respecto a esto tendríamos que preguntarnos quién está haciendo estos programas y quiénes los escuchan. No cualquier joven los hace y no cualquier joven los escucha”, expresó. (La radio juvenil, en el ojo del huracán).

Por su parte, el periodista Javier Lenis, director de ‘RCN La Radio’ Cali, coincide en este punto y asegura que el éxito de estos programas “depende del público, del nivel sociocultural de los oyentes y de los valores que le hayan sido inculcados”.   

Otro de los temas que genera polémica en algunos programas de entretenimiento en la radio es el contenido sexual tanto en el tipo de música como en el humor y en la interacción con los oyentes. (Locutores y emisoras más polémicos de la radio colombiana)

“No estoy de acuerdo con el lenguaje sexual que pueda generar discriminación, los contenidos sexuales deben ser con fines educativos, como orientación”, dijo Lenis, al respecto.

“El humor que utiliza la sexualidad, la raza o la religión para entretener termina resintiendo, la gente se resiente de estar escuchando ofensas y burlas”, agregó. (Caemos en una radio estúpida, grosera y con ridiculización: Tato Sanín)

Para el periodista, aunque existan normas o leyes para ‘vigilar’ los contenidos, queda a criterio de cada realizador hacer una gestión de control.

“Queda en la mente de cada persona hacer un autoanálisis y preguntarse que esta haciendo, por qué lo estoy haciendo y que le estoy aportando a la sociedad”, indicó.

REDACCIÓN DIARIOADN.CO

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co