Martes 21 de octubre de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Juguetes sexuales: una industria milenaria que vive su mejor momento

- | 21/05/13

Juguetes sexuales

Juguetes sexuales: una industria milenaria que vive su mejor momento

Hoy en día estos productos están en auge por el comercio en línea. Estos son sus orígenes.

Compatir
Twitter
Facebook
23
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

Hoy en día estos productos están en auge por el comercio en línea. Estos son sus orígenes.

Los juguetes sexuales que hoy son exhibidos en vitrinas de cualquier ciudad y conseguidos a bajos precios por hombres y mujeres, no son tan viejos como los placeres del erotismo, pero sí lo suficientemente antiguos como para asegurar que no son novedad materializada en nuestros tiempos. (Lea también: Prostitutas frustran un atraco defendiéndose con juguetes sexuales)

Hace aproximadamente 2.500 años, en pueblos como China, Roma, Egipto y Grecia no faltaban las mentes creativas que elaboraban consoladores de diversos materiales y múltiples tamaños.

Los hallazgos demuestran que con cera o bronce se moldeaban penes, que muy en secreto eran entregados a quienes los utilizaban, pues dichos elementos estaban atados a los conceptos de irrespeto e inmoralidad.

Mujeres y hombres se divertían en territorio griego con penes hechos en madera, que después se humedecían con aceite de oliva.

No se quedaron atrás los pobladores del Medio Oriente, quienes en la edad media elaboraban falos utilizando excremento de reses disecado y luego cubierto con resina. (Lea también: Moteles pasaron de ser cuartos con abanicos a palacios del placer)

Para los cultivos

En 1955 un grupo de arqueólogos encontró que en zonas rurales de oriente los campesinos elaboraban penes con un promedio de cuatro metros de alto, como símbolo de fortaleza y así iniciar un ritual que favoreciera sus cosechas.

Las transformaciones

En el siglo XVIII, cuando Europa vivía grandes cambios, los juguetes ‘prohibidos’ fueron ganando terreno y poco a poco se perfeccionaron. Los fabricantes agregaron piedras preciosas y elementos giratorios en las puntas.

Ya en el siglo XIX los vibradores fueron una herramienta de procesos médicos. En gran parte del viejo continente se consideró que la ansiedad, la irritabilidad, entre otros comportamientos, eran parte de una patología denominada ‘histeria’.

Parte del tratamiento consistía en que los galenos frotaban el clítoris de las ‘afectadas’ hasta generarles lo que llamaban ‘paroxismo histérico’, que no era nada diferente a excitación. En aquella época se entendía como acto sexual el momento que estaba acompañado de penetración y eyaculación.

Comenzando el siglo XX los vibradores eléctricos aparecieron en el mercado estadounidense y aunque oscilaron en precios cercanos a los 200 dólares, no tardaron en ser más cercanos a los bolsillos de los compradores.

En 1920 las primeras películas pornográficas desbancaron a los vibradores como los juguetes sexuales más apetecidos.

Con los cambios sociales que vivió el mundo en los años sesentas, se popularizó el uso de los juguetes sexuales en las mujeres de occidente. Los vibradores comenzaron a venderse en tiendas y pasaron a ser parte de un imperio comercial que hoy en día mueve millones de dólares.

Con el tiempo y la avidez por buscar nuevas experiencias, las opciones de juguetes sexuales han aumentado en variedad. El comercio en línea ha sido el gran aliado de esta industria, porque la privacidad que garantiza atrae a cada vez más compradores.

Los más comprados: vibradores, muñecas inflables, himen artificial, vagina electrónica, bolas chinas, simulador de sexo oral, estimulador de pezones, lubricante. (Lea también: Feria de muñecas inflables causa impacto en Brasil)

El origen de las muñecas

La falta de compañía femenina durante las largas jornadas de navegación, fue desde la antigüedad uno de los grandes tormentos para los marineros. Ante dicho panorama se crearon muñecas de trapo, que con rostros dibujados y ropa colorida ayudaban a disipar el apetito sexual de las tripulaciones.

En la tercera década del siglo XX irrumpieron muñecas inflables. En Alemania y Japón fueron desarrolladas para el personal de las fuerzas armadas que sostuvo batallas de la Segunda Guerra Mundial.

Ya en los años 50 las muñecas se vendían abiertamente en suelo germano y hasta hoy el mercado no se ha detenido. El látex y la silicona son los materiales que predominan en la fabricación. En Colombia se consiguen por medio de importadores y su precio mínimo puede ser cercano a un millón de pesos.

También son antiguos

- Tan antiguos como los consoladores son los aceites calientes que se usan para masajear. Los aromas y las temperaturas siempre han acompañado los momentos que se comparten en el lecho.

- No es preciso aún para los historiadores el tiempo en el que fueron creadas las bolas chinas, pero es claro que en un principio estas eran elaboradas con marfil. Actualmente se hacen en plástico u otras materias primas, pero la intención es la misma: que generen placer al hacer contacto con la zona vaginal.

- Los espejos son un elemento infaltable en los moteles de hoy. Se han encontrado evidencias, que señalan que desde unos 1.000 años A.C estos eran empleados como herramienta erótica.

- Los anillos que se pueden ubicar en la parte superior de un pene, también tuvieron origen entre las dinastías chinas. Se fabricaban principalmente en marfil buscando erecciones más duraderas y experimentos sensoriales en las mujeres.

REDACCIÓN

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co