Jueves 31 de julio de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Conozca más de las sales de baño, la droga que amenaza a EE. UU.

- | 14/07/12
Droga 'Sales de baño'
Drogas sintéticas conocidas como 'sales de baño' serían las culpables de los ataques de canibalismo. En el recuadro Rudy Eugene, quien atacó a un mendigo.
Compatir
Twitter
Facebook
1
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

Debido al consumo de estas sustancias se ha aumentado el número de pacientes con extraños síntomas.

Lucen como inofensivos paquetes de incienso o sales de baño, pero en realidad son drogas cuyos efectos aún no se han podido predecir.

Los usuarios de estas drogas de diseño presentan episodios de paranoia extrema, agitación, alucinaciones y fuerza fuera de lo común, pero los exámenes toxicológicos no muestran ningún consumo de sustancias no autorizadas.

Debido al aumento de casos, el presidente, Barack Obama, firmó una radical ley federal que prohíbe varios tipos de estas sustancias sintéticas. La ley busca que esos ingredientes precursores queden identificados y controlados, y que se elimine un comercio que hasta ahora no era en estricto sentido ilegal.

De qué están compuestas

El supuesto incienso, conocido como Spice o K2, se puede comprar en cualquier gasolinera y que se fuma, contiene químicos que, en la mayoría de los casos, intenta reproducir el ingrediente activo de la marihuana (THC). Los estudios de laboratorio demuestran que pueden ser de 100 a 800 veces más potente. También se han encontrado en ellos productos como fertilizantes.

Por su parte, las sales de baño  están hechas principalmente con químicos parecidos a la anfetamina, como metilendioxipirovalerona (MDPV), mefedrona, y provalerona. Se venden como "sustitutos de cocaína" o "LSD sintético" en forma de polvo que es inhalado, tragado o inyectado en la vena.

Qué efectos generan

Además de los efectos secundarios como boca seca, nauseas y ojos rojos, estas drogas generan ataques de ansiedad, episodios de psicosis severa y reacciones erráticas en el comportamiento de los pacientes. Clínicamente no se puede diferenciar el consumo de ambas sustancias.

Los médicos reportan aumento de la temperatura del cuerpo y esquizofrenia.

"Los que las toman sufren alucinaciones, oyen voces y ven cosas que no están ahí. Se encuentran en un estado de delirio", explicó Paul Adams del servicio de emergencias del hospital Jackson Memorial.

Quiénes son los consumidores habituales

Según reportes de hospitales y centros de atención, los "nuevos" consumidores no levantan ninguna sospecha, ni están consientes del peligro al que se exponen.

Generalmente se trata de adolescentes y adultos jóvenes que se sienten atraídos por la facilidad de no lidiar con un distribuidor o ‘dealer’ y que pueden obtener la sustancia fácilmente en una tienda o por Internet sin necesidad de esconderla.

Con información de BBC Mundo

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co