BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Primer mes del Sistema de aseo
Primer mes del Sistema de aseo

Primer mes del Sistema de aseo

Cambio de horarios, rutas e improvisación, algunas fallas.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

Un mes cumplió ayer el nuevo esquema de basuras y el balance, según expertos, no es muy alentador. A la fecha es evidente que la ciudad no ha tenido un proceso de transición, que diez días antes de que arrancara el sistema, representó varios inconvenientes de gestión.

Cambio de horarios y rutas
“Faltó informar ampliamente sobre el cambio de empresas, horarios, y algunas rutas. Ante la acumulación de basuras por las protestas de los empleados de Aguas de Bogotá. Era necesario contar con más camiones y personal para regularizar la operación. Hecho que afectó la operación desde el principio”, dijo Omar Oróstegui, director de Bogotá cómo vamos.

Improvisación
Aunque la acumulación de basuras fue por las manifestaciones y el cese de actividades de los trabajadores de Aguas de Bogotá por la desaparición de la empresa por no ser incluida en el nuevo esquema, Gustavo Guerrero, abogado ambientalista coincidió con Oróstegui en las fallas de un proceso de transición. “El resultado del primer mes es que la operación se puso en marcha de una manera improvisada y no hubo adecuada fase de transición de lo que se venía haciendo. La recolección de basuras no da espera y se requiere que entre a funcionar en condicionas óptimas”.
“El Distrito lo que planteó a los ciudadanos fue que había que tener paciencia y eso es un discurso que no es aceptable porque se trata de salvaguardar el derecho básico a la salud de la población”, agregó Guerrero.

Contenedores y recicladores
A pesar de los inconvenientes con los que arrancó la operación, todavía están pendientes otros temas que hacen parte del actual sistema. “La ubicación de más 9.000 contenedores de aseo, eso implica definir sitios que no afecten el entorno, no obstruyan los pasos peatonales y tampoco la movilidad peatonal, sin mencionar la gestión social con residentes”, afirmó Oróstegui.

Otro tema que señaló el directivo es la participación de los recicladores. “Hay que definirles las rutas, horarios, y remuneración. Además es clave definir qué sucederá con aquellos que no están formalizados y continúan ejerciendo esta actividad. Definir responsabilidades en la recolección de residuos mixtos (escombros, material aprovechable y material orgánico)”, explicó Oróstegui.

Si bien la ciudad cuenta con un plan maestro de residuos sólidos (decretó 312 de 2006) “debemos revisar que hemos avanzado y cómo lograr articular diferentes actores (operadores, recicladores, usuarios)”, dijo Oróstegui.

Finalmente, Guerrero asegura que “seguimos sin implementar esquemas que permita que la recolección cambie sus hábitos de consumo. La gestión de los residuos queda postergado por otros ocho años más porque de lo que se trata en últimas es de un sistema que privilegia la prestación tradicional de basuras sin separación en la fuente y sin incentivos al cambio”.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram