BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Riesgo de salubridad por comida callejera
Riesgo de salubridad por comida callejera

Riesgo de salubridad por comida callejera

Defensoría del Espacío Público evidenció falta de higiene en venta de comida en la calle.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

Por lo menos dos o tres veces a la semana, Diego compra arepa rellena con huevos rancheros y gaseosa en un carro de comidas que se parquea en la esquina de una calle del barrio Palermo. Ese es su típico desayuno. Él es cliente habitual de este tipo de lugares porque, según dijo, le sale mucho más económico que ir a un restaurante.

Este universitario soltero no suele prestarle atención a si los alimentos que consume son manipulados o no de manera adecuada y ni piensa si los preparan con la limpieza que exige el consumo humano. Pero, un recorrido que hizo la Defensoría del Espacio Público, reveló que algunos de los miles de lugares donde venden alimentos en puestos callejeros en Bogotá resultan parecidos a un muladar… Roedores, heces en las comidas y en la grasa donde preparan alimentos, frutas en muy mal estado en bolsas plásticas donde las han picado el día anterior y naranjas dentro de agua de charco son algunas de las evidencias que dejó esa visita.

El riesgo está latente y las alarmas se encendieron. Según el médico salubrista y profesor de la Universidad de los Andes, Luis Jorge Hernández, en estos sitios callejeros “no hay una cadena de frío, tampoco unas adecuadas prácticas de higiene de alimentos. Los que manipulan la comida no tienen dónde lavarse las manos. Esta deficiencia produce enfermedades de tipo gastrointestinal como vomito diarrea y dolor de cabeza. Además se pueden presentar enfermedades virales, bacterianas parasitarias y por hongos”.

Hernández, agregó que “hay que tener en cuenta que estamos en un tiempo de variedad climática y los alimentos tienden a conservarse menos en el ambiente, entonces hay más posibilidad de contaminación. Un primer riesgo es la infección y la intoxicación y se pueden producir epidemias. Esos lugares muchas veces utilizan aceites quemados y de mala calidad, cocinan con leña o carbón mineral que son altamente contaminantes para las vías respiratorias. En el caso de la manipulación de frutas, por ejemplo la venta de salpicón, si no tiene el protocolo de higiene conlleva a intoxicaciones complicadas. Las manos pueden tener más de 400 tipos de bacterias”, explicó el médico.

Por su parte, la concejal Gloria Elsy Díaz, expuso que cuando el sector está en la informalidad conlleva a riesgos en la salud. “Por esto la importancia de formalizarlos, que estén organizados y registrados ante la autoridad local, de tal manera que se les pueda capacitar sobre el adecuado manejo de alimentos y brindarles la posibilidad de acceder a créditos para que mejoren la calidad en la prestación del servicio. Determinar unas zonas y espacios aptos para el desarrollo de sus actividades”.

Los alimentos sin control ahora están bajo la lupa de la Defensoría del Espacio de Bogotá, por ello la entidad ideó una campaña que busca que los ciudadanos reflexionen sobre la compra de alimentos que son preparados, empacados y comercializados en los espacios públicos.

La campaña: ¡Tu salud vale más! busca persuadir a los ciudadanos para que eviten las malas prácticas a la hora de alimentarse y coman de manera sana sin que prevalezca el valor económico aun poniendo en riesgo su propia salud.
Por ello, la directora de dicha institución distrital, Nadine Yaver Licht, asegura que de esta manera la entidad promueve entre los ciudadanos el uso adecuado de los espacios públicos de la ciudad como son los andenes, accesos a las estaciones de TransMilenio, plazoletas, parques, plazas y ciclorutas.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram