BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
'Priorizar energía limpia'
'Priorizar energía limpia'

'Priorizar energía limpia'

Propuesta para los mandatarios locales y regionales que serán elegidos.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

Los próximos gobernantes locales y regionales deben priorizar y fomentar el uso de energías limpias. Así lo piensa Gabriel Jaime Rico, columnista de ADN y presidente de la Junta Directiva de Enercomex S.A., donde trabaja conceptos de innovación y comercialización de energía.
¿Cómo aplica su experiencia al desarrollo de esta propuesta?
He trabajado una agenda en residuos sólidos y energía que me ha permitido en los últimos cuatro años profundizar en innovación energética y luchar porque las energías limpias como el hidrógeno o nitrógeno sean realidad en Colombia.
¿Se mejora el medio ambiente desde esta perspectiva?
Claro. Hay que hacer sostenible lo cotidiano, minimizando las emisiones contaminantes en el hogar, trabajo, lugar de estudio y por supuesto la ciudad. Debatir frente de los aspectos públicos como el transporte limpio, ‘descarbonizar la economía’ fomentando la movilidad eléctrica, solar o de hidrógeno, entre otras.
¿Cómo está el país frente a la energía?
Colombia tiene una potencia instalada cercana a 17 mil MW para atender una demanda promedio de 8 mil MW. Hoy parte de las dificultades son el aumento de tarifas y retos por los altos costos de generación en las zonas no interconectadas.
¿Qué hacer entonces?
Todo está relacionado con inteligencia artificial, medición inteligente, masificación de apps de domotización en los hogares, el desarrollo de la energía distribuida donde se priorice la autogeneración en las industrias y hogares para inyectar energía a la red, el desarrollo de la movilidad eléctrica y la instalación de las fuentes renovables de energía. En las agendas públicas, perder el miedo a explorar hidrógeno, nitrógeno y por qué no: energía nuclear.
¿Qué pueden hacer los nuevos gobiernos locales?
Priorizar y propiciar y el uso de energías limpias. Mejorar las condiciones de vida y luchar por bajar el costo de la energía.
¿Pero sí está en sus manos hacerlo?
Si revisa técnicamente el costo unitario de la tarifa de energía en porcentajes, ésta es la sumatoria del 39% de generación; más 6% de transmisión; 30% de distribución; 10% comercialización; 7% pérdidas; y 8% de restricciones. Para rebajar estos valores se requiere voluntad de la Comisión de Regulación de Energía.
Lo que sí logra un impacto en la cuenta de servicios públicos es la medición inteligente, que permita desde cada celular gestionar el consumo usando aplicaciones domóticas. Esto acompañado de campañas para modernizar luminarias y electrodomésticos que pueden ser pagados con el ahorro diferencial en la factura.
Tanto en empresas como hogares deben revisarse los procesos: estimular el mejor uso posible de la energía. La energía más costosa es la mal utilizada.

Sobre el experto
Gabriel Jaime Rico es doctor en Relaciones Internacionales de la U. Rey Juan Carlos en España. Lideró con la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Acodal), la creación de Expo-Residuos y del congreso de la Asociación Nacional de Servicios Públicos Domiciliarios (Andesco). Dirigió la Fundación Saving The Amazon, ganadora del Premio Portafolio en categoría ambiental 2018.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram