BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
El dilema de las palomas
El dilema de las palomas

El dilema de las palomas

Distrito dice que no hay que alimentarlas. Animalistas dicen que esa no es la solución.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

Rosita trabaja de domingo a domingo tomando fotos en la Plaza de Bolívar, pero también combina la fotografía con la venta de maíz, una labor que realiza por más de veinte años en ese mismo lugar.
Desde que el Distrito hizo un llamado a los ciudadanos para que eviten alimentar las palomas, porque se ha fomentado su sobrepoblación, Rosita cuenta que “hace mucho tiempo las administraciones distritales nos está reubicando y nunca ha pasado nada”.
Sobre el riesgo que estas aves pueden traer para la salud, ella solo dijo: “todos los días yo estoy aquí en la Plaza de Bolívar y no me da ni gripa”.


Cuando se conoció el llamado de atención por parte del Distrito, varios animalistas expresaron su preocupación y entre esa discusión una líder del gremio expuso algunas posibles soluciones.


Protegiendo a las palomas
Martha Castillo, líder animalista de la localidad La Candelaria se pronunció sobre el informe que emitió en días pasados el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal en el que asegura que estos animales trae efectos dañinos para la salubridad pública.
Ella dijo a ADN que “es preferible que las palomas coman maíz y no coman basura. Dejar de alimentarlas no es la salida de la sobrepoblación”.


Una de las soluciones que expuso ella sobre la sobrepoblación son hacer un trabajo de pedagogía, diciéndole a la ciudadanía que no arrojen basura y hacer palomares.
“Si se hicieran los palomares se verían resultados. Allí tendrían comederos en donde se les puede suministrar medicamento para las enfermedades que ellas tienen que son virosis y los bebedores ayudarían porque son sitios muy aseados”, explicó Martha.


Agregó, “el riesgo de salud por las enfermedades que trasmiten estas aves son reales, pero si la paloma está bien cuidada no tendríamos por qué contagiarnos de una salmonella y si aseamos las heces no se secarían y ese polvillo no llegaría a los pulmones de la gente”.


Educar a la ciudadanía
Un palomar no es la solución. Así lo dijo, la directora del Instituto de Protección y Bienestar Animal, Clara Lucía Sandoval.
“Un estudio que hicieron expertos de Europa y quienes visitaron la Plaza de Bolívar explicaron que la biodiversidad podría verse amenazada. En países donde las usan son porque tienen estaciones climáticas y solo las usan en ciertos periodos de tiempo”, explicó.
Sin embargo, la funcionaria afirmó que están haciendo trabajos clínicos, bióticos y socioeconómicos en pro de las aves.


Por ejemplo, intervendrán bajo los parámetros de protección a las palomas que estén enfermas porque el 40 % de las que habitan en esa plaza presentan tumores y parásitos y necesitan atención.
Además quitarán nidos que han hecho con cables, trozos de polisombra e incluso cabello.

“Haremos una intervención sobre la venta de alimentos. Hay ciudades en Europa donde las personas son multadas por darles de comer a las palomas”, contó la directora.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram