BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Ciudad Bolívar, optimista con su nuevo transporte
Ciudad Bolívar, optimista con su nuevo transporte

Ciudad Bolívar, optimista con su nuevo transporte

Cultura, clave para que TransMiCable le cambie la cara al sector, dicen sus habitantes.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

 Las 163 cabinas de TransMiCable suben y bajan por las lomas de Ciudad Bolívar.
Desde su altura se pueden observar el perro que ladra en una terraza, los patios con jardines o carros en reparación, las fachadas coloridas y las calles polvorientas repletas de escombros, basuras y casas abandonadas que indican que allí hay una Bogotá olvidada.


Sin embargo, dicen habitantes del sector, este nuevo medio de transporte le está dando otra cara al sur de la ciudad.
A medida que la cabina, con capacidad para 10 pasajeros, sistema de videovigilancia y Wifi gratuito avanza desde el portal El Tunal hasta la estación Mirador del Paraíso, el sonido del viento se entremezcla con vallenatos y canciones de música popular.


Amanece en Bogotá y la mayoría de personas utiliza el sistema para ir desde lo más alto de Ciudad Bolívar a sus trabajos en la zona céntrica de la ciudad. Las cabinas rojas van una tras otra como queriendo alcanzarse.
Sandra Caicedo lleva 14 años viviendo en la localidad, hace dos montó una tienda que, por la construcción de la obra, quedó a unos cuantos pasos de la estación Mirador del Paraíso. “Me gusta mucho esta obra, el sistema es muy bueno y se hace más rápido el transporte. Es como montar en ascensor”, comenta mientras alista agua y café para preparar el tinto que vende en su local.


El sistema es sostenido por un cable cuya longitud es de 3,34 kilómetros, el recorrido en hora valle puede durar unos 44 minutos y en hora pico solo 30 minutos; es decir, subir desde el portal El Tunal hasta la última estación de TransMiCable, Mirador del Paraíso, tarda 22 minutos en una hora de tráfico normal. Además, las cabinas también cuentan con sillas plegables que permiten el ingreso de sillas de ruedas, bicicletas y coches.


“Todos los bogotanos tenemos que cuidar este sistema. Pero los principales responsables somos nosotros, los que vivimos en el sector, tenemos que defender el sistema no permitiendo que lo rayen o dejen basuras tiradas. Esto le está dando vida al barrio y lo tenemos que cuidar”, agrega Sandra Caicedo.
En los cuatro puntos de abordaje de TransMiCable (portal El Tunal, Juan Pablo II, Manitas y Mirador del Paraíso), se instalaron 19 torniquetes ‘anticolados’, los cuales tuvieron un costo de 2.026 millones de pesos.


Ana Luz, aunque vive en el sector de Cazucá, esta vez decidió utilizar TransMiCable para ir a hacer una diligencia al barrio El Paraíso, donde vivió varios años. “Desde mi casa hasta El Paraíso me subí en bus, pero como no había montado en esto decidí devolverme para la casa acá. Es un sistema muy bueno, la ciudad se ve muy bonita, seguro traerá muchos turistas”, dice ella mientras mira de un lado a otro, hasta que, descendiendo de la estación Juan Pablo II al portal El Tunal, señala con entusiasmo su casa: “¡Mire, mire! Ahí está mi casa, detrás de esa pared verde que se ve por allá”.


En cuanto a cómo se debe cuidar el sistema, Ana Luz coincide con Sandra Caicedo y asegura que más que una responsabilidad del Distrito por mejorar el espacio público y traer desarrollo al sector, el compromiso tiene que ser de todos los bogotanos y más de quienes viven en Ciudad Bolívar. “Todo es cuestión de cultura ciudadana, de saludar al otro, de respetar la fila, de pagar el pasaje… así cuidamos y conservamos este nuevo medio de transporte”, concluye Ana Luz.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram