BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Cada 13 minutos una mujer es violentada en Colombia
Cada 13 minutos una mujer es violentada en Colombia

Cada 13 minutos una mujer es violentada en Colombia

Entrevista con María Isabel Covaleda, agredida por su exnovio. ¿Impunidad?

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

Ocurrió hace un años y su caso jurídico continúa igual. Camilo Sanclemente, el agresor, no ha recibido un castigo, y mientras tanto ella sigue luchando contra este flagelo. Está sacando adelante su propia fundación -Maísa Covaleda-, que se encarga de ayudar y capacitar a mujeres víctimas

¿Cuál ha sido la reflexión durante un año?
La primera fue darme cuenta de la realidad que tenemos las mujeres en el mundo. Tomar conciencia frente a eso no fue fácil. Lo más duro fue entender que somos víctimas de violencia permanentemente en el ámbito familiar, con los amigos, en el campo laboral. Darme cuenta que el Estado es violento con las mujeres, que la sociedad y la cultura es violenta, fue una de las primeras reflexiones que tuve y la más difícil. En últimas, una sociedad entera es víctima de violencia. No podemos empezar a señalar personas sino entender que es un problema en el que estamos inmersos todos.

¿Cómo una mujer puede identificar cuando está siendo maltratada?
Aquí en Colombia no nos han enseñado el límite del respeto. No tenemos claro ese límite, nos hacen bromas terribles, sexistas, denigrantes y causa risa porque se ha visto toda la vida eso y el chiste parece normal. Desde ahí ya tenemos una alerta y es que se está cruzando el límite del respeto. Es importante entender cuando alguien nos está faltando al respeto.

¿En menos de un año recibió denuncias de 300 mujeres, cuál ha sido la experiencia?
No soy un ente de control que recibe directamente una denuncia. Inicié con esto tres semanas después de la agresión, pero la forma como esto me cambió la vida fue impresionante. Lo primero que hicimos fue una subasta de arte y hablar acerca de violencia de género. La nombramos 'Romper el Silencio' se convirtió en un movimiento y nos dimos cuenta que las mujeres nos llamaban a pedir ayuda. Decidimos ayudar no solo con hacer campaña sino porque el Estado no les está correspondiendo.

¿Cómo hacer para que las mujeres no tengan miedo de denunciar?
El miedo no es a la denuncia. Romper el silencio es mirarse al espejo y aceptar que esto me está pasando. A veces nosotras no aceptamos que nos maltratan. No es que le tengamos miedo al aparato judicial, la realidad es que este aparato no está preparado para responder a nuestras necesidades, porque está colapsado. El miedo es con todos, al agresor, a la familia porque nos juzga, al entorno porque también nos señala, recelo con los compañeros, con nuestros hijos. Lo que hacemos es ocultar y resistir lo que más podamos porque la cultura nos ha culpado de vivir la violencia. Si dice: “me pegó mi novio” la respuesta sería, “pues quien la manda”. Es una cadena entre el miedo, la culpa y la vergüenza.

“Todos los días recibimos solicitudes de ayudas,
antes recibíamos cuatro a
la semana, ahora  son cuatro al día.

“Cuando se oculta la verdad,
eso se convierte en una sombra
en el fondo del corazón y de la vida de las mujeres”


¿Cómo se puede romper con esa cadena?
Lo mejor es hablarlo. No tenemos por qué temer a expresarnos. Es un tema que le puede estar pasando a mi mamá, a la vecina, a mi prima, a mi jefa, pero como todo el mundo está callado nosotras lo que pensamos es que este infierno lo estoy viviendo yo sola, pero si hay voces alrededor que todo el mundo está diciendo con las campañas que también fue víctima y cuentan su experiencia. Asumir que hemos sido víctimas de violencia y hacerlo saber por medio de campañas o redes ayuda a las demás a salir de ahí.


Usted tiene una hija de seis años, ¿cómo afrontó esa situación con ella?
Esto me ha abierto los ojos para saber qué información le tengo que dar a ella. Mi hija sabe todo lo que hago y sabe que trabajo para ayudar a las mujeres. Ella vio como quedé y no me parecía justo ocultarle la verdad. Lo que hice fue enseñarle que esto se habla y se cuenta.

¿Cree que el machismo es el detonante?
Colombia tiene un esquema cultural muy particular y que es muy machista, pero que tiene sus propias características. La narcocultura nos metió ideas en la cabeza de cómo nos tenemos que tratar y es totalmente irrespetuoso con las mujeres. Es un esquema que tenemos creado que usted me pertenece.

EL APUNTE
Durante este mes Maísa Covaleda realiza la campaña ‘Romper el silencio’, la idea con este movimiento es que todas las mujeres no solo de Bogotá sino de todo el país tomen conciencia para que rompan las cadenas de miedo. De acuerdo con Covaleda la idea es que las mujeres del mundo no tenga que aguantar ningún tipo de violencia y al llevarla al público se podría convertir en algo político. La campaña consiste en mostrar un video que va hablando de diferentes experiencias que tuvieron varias mujeres en el país y mostrar con cifras cómo está el panorama en Colombia en el tema de género. “Queremos que en redes pongan una foto con #Romperelsilencio y cuenten sus experiencias para que ayuden a otras personas".

KENLLY OLAYA NIETO
BOGOTÁ

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram