BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Así trabaja una agencia 'cazainfieles' en Bogotá
Así trabaja una agencia 'cazainfieles' en Bogotá

Así trabaja una agencia 'cazainfieles' en Bogotá

En la ciudad hay cerca de 15 empresas dedicadas a investigar posibles infidelidades.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

 “Mi pasión son los hombres. Me encanta atraparlos”. La frase es de toda una experta en ‘pillar’ maridos infieles.
Se llama Nancy Ramírez y aunque no tiene título de detective, tiene toda la experiencia cuando de hallar pruebas de infidelidad se trata. Lleva diez años en esa labor, primero en una firma de abogados y desde hace dos en su propia agencia, Cazando Infieles.


“La infidelidad es pan nuestro de cada día”, dice ella, que por medios legales sigue a una persona para encontrar pruebas de infidelidad o de fidelidad.
En Bogotá existen unas 15 agencias dedicadas a encontrar amoríos ocultos. Y quién lo creyera, muchos de sus clientes son extranjeros que buscan esposa.


Empresarios y extranjeros son perfiles comunes entre sus clientes. “Los extranjeros por lo general contactan la agencia para verificar si la persona con la que hablan en redes es o no quien dice ser. La mayoría desea contraer matrimonio y antes esperan estar seguros”, dice.


Aunque la mayoría de casos son de mujeres, “desde hace un par de años ha sido común que los hombres acudan a estos servicios para saber cómo se comporta su pareja; eso sí, las mujeres son más cuidadosas a la hora de ser infieles. Estos casos tienen mayor grado de complejidad”, dice Nancy y agrega que la mayoría de veces se confirma la infidelidad.


Muchas de estas también ofrecen servicios de vigilancia privada, investigación en casos penales y búsqueda de personas desaparecidas. La mayoría están compuestas por exmiembros de la Fuerza Pública, quienes se valen de su experiencia para dar crédito de su efectividad.
Este oficio ha generado una economía en torno a la infidelidad. “Algunas personas me buscan porque quieren terminar su matrimonio y necesitan pruebas. Otras solo sufren de celotipia”, comenta sobre clientes que la llaman para cotizar un servicio.


Una semana en Bogotá puede costar 700.000 pesos e incluye seguimiento en “días clave” o momentos en los que hay mayor riesgo de infidelidad, depende de las dinámicas del trabajo y de la vida en pareja de quien es vigilado.
También hay opción de hacer seguimiento por días, cada jornada podría costar 200.000 pesos. Los valores se doblan si es fuera de Bogotá. Otras agencias ofrecen servicios desde 500.000 la semana. “Una semana es suficiente para determinar si la persona es infiel”, dice Nancy.


“En este trabajo todo sirve para investigar”, asegura Nancy, al tiempo que muestra sus herramientas que respaldan su trabajo, como fotografías de alta calidad tomadas con microcámaras y sistemas de rastreo que se pueden adherir por imán a un vehículo. Y dice que las redes sociales son útiles para encontrar “pistas”, pero que su investigación no se queda en encontrar indicios sino en hallar “pruebas concluyentes".


El seguimiento
Todo comienza con una llamada y la confirmación del servicio, 50 % del pago por adelantado. Además, el cliente debe aportar detalles sobre la persona a quien se va a investigar como horarios y nombres de personas cercanas. Con esa información, la agencia determina si se requiere de un seguimiento con vehículo, moto o a pie.
“La parte más dispendiosa de toda investigación es el tiempo que se invierte esperando a que algo ocurra, esto puede ser desde un par de horas hasta un día completo”, asegura uno de los investigadores que trabaja para la agencia y quien pidió reserva de su identidad.


Cualquier detalle o movimiento de la persona vigilada que no sea usual puede ser un “buen indicio” para evidenciar una infidelidad, pero la “prueba reina” muchas veces se malogra por imprudencias del propio interesado, que en ocasiones guarda en su celular la información de los ‘cazainfieles’.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram