Viernes 22 de agosto de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Las motos clásicas homenajearon a militares en la Feria

- | 06/08/12

Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

Motos, autos y el helicóptero de la operación Jaque se movilizaron para honrar al Ejército

A las 11: a.m., una hora después de lo presupuestado, una caravana de motocicletas y vehículos militares se tomó las calles de Medellín para rendir un homenaje a los soldados y policías, en el marco de la feria de las flores.

Decenas de personas se apostaron a ambos lados de la vía para ver el II Desfile de Motociclismo, Fundación Héroes de la Patria, cuyo destino final fue el municipio de Rionegro.

“Este es un tributo al ejército por permitirnos rodar por las calles y vías de Colombia. Estamos en  la segunda versión y hemos logrado vincular al empresariado antioqueño a instituciones como el Tránsito, la Policía y los Bomberos, además de los fanáticos de las motos en la ciudad”, aseguró William Bolívar, director de la fundación.

El atractivo principal del evento fue el helicóptero usado en la operación Jaque, que permitió rescatar a Íngrid Betancur y a otros soldados y policías.

El helicóptero sobrevoló la ciudad y acompañó la caravana casi hasta el final.

“Lo que se quiere es que el helicóptero haga un honor a nuestros soldados y policías. Esta es la insignia del ejército milita y hoy  se usa en entrenamientos y capacitaciones”, explicó el mayor Rafael Rodríguez, comandante del batallón de aviación de Medellín.

Ya en tierra, los registros oficiales dan cuenta de 297 motos inscritas, además de algunos vehículos militares antiguos como el de Jaime de Jesús Blandón, quien sacó la M38A1 azul que lo acompaña hace 16 años.

Jaime contó que su vehículo es modelo  1955. “Es un vehículo civil con vocación militar. Lo compré en el comercio, pero está equipado con todos los aditamentos de uno puro. Yo lo quiero más que a muchas personas porque es leal, fiel, no engaña, no le da dolor de cabeza y va con uno a donde uno quiera”.

Atrás de él iba Jorge Arango, quien conducía una motocicleta de 1973, que alguna vez perteneció a la policía de Nueva York. “Esta moto lleva conmigo tres años”, dice y explica que participa en el desfile porque gracias a los soldados puede rodar su moto por las carreteras con más tranquilidad.

VANESA RESTREPO B.

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co