Miércoles 1 de octubre de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Habló padre del taxista herido tras choque con un conductor ebrio

- | 15/07/13
Accidente automovilístico
Esta imagen corresponde al accidente que se presentó el 13 de julio en la calle 26 a la altura de la carrera 32.
Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

En el accidente registrado el pasado viernes en la calle 26 con 30 murieron dos mujeres.

Con diagnóstico médico reservado se encuentra Holman Iván Cangrejo, el conductor del taxi que fue víctima de un accidente de tránsito en la madrugada del pasado viernes, cuando una camioneta conducida por Fabio Salamanca en aparente  estado de embriaguez lo embistió en la calle 26 a la altura de la carrera 30, mientras transportaba a dos mujeres que murieron en los hechos.

El hombre se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Mederi, tras recibir el viernes una intervención quirúrgica en la columna vertebral, cuya zona quedó gravemente lesionada tras el choque. (Lee: Ebrios al volante van en aumento en la capital).

"Los médicos dicen que tenemos que esperar su evolución tras la cirugía, lo cual tardará unos 8 días más. Hasta ahora es apresurado decir que tendrá lesiones irreversibles por lo que solo esperamos que tenga una recuperación satisfactoria", indicó José Cangrejo, padre del taxista.

Cangrejo señaló que en este momento, Holman se encuentra consiente y que está 'psicológicamente estable'. En lo poco que han podido conversar sobre el accidente, el joven no ha dado muchos detalles: "Me contó que transitaba por la vía cuando de un momento a otro vio por el espejo retrovisor las luces de la camioneta encima de su taxi, sintió la embestida y no recuerda nada más hasta que despertó en el hospital", dijo su padre.

"Él ya se enteró que las pasajeras que iban en el taxi murieron. Está muy impactado y aunque no ha hablado al respecto, yo sé que siente una profunda tristeza", añadió.

Holman, de 30 años, es padre de dos niños de 4 y 8 años. Tras graduarse como bachiller académico, había encontrado en el gremio taxista una forma de sustento por lo que llevaba siete años en este oficio.

Trabajaba desde hacía poco en el turno nocturno (de 6 p.m. a 4 a.m.), en un taxi que un socio suyo había comprado cuatro meses atrás.

Tras la jornada, habitualmente, Holman se dirigía a su casa en el barrio Aures II (Suba) a descansar. Allí vive con Beatriz Niño, su mamá y quien según dijo, trabaja en la Secretaría Distrital de Salud. "Hasta el momento la familia del conductor que atropelló a mi muchacho no se han comunicado con nosotros", sostuvo Cangrejo.

Según el hombre, que trabaja como electricista, los costos del tratamiento médico de su hijo los han tenido que costear a base de ahorros familiares y gracias a donaciones de personas cercanas que se han solidarizado con el caso.

REDACCIÓN

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co