Lunes 1 de septiembre de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Medidas de prevención no son suficientes y el riesgo aumenta

- | 30/09/12
Simulacro emergencia
Simulacro de evacuación de herido
Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

Capacitaciones, simulacros y campañas le permiten a la comunidad tener mayor conocimiento.

En 2011, se calcula que la Secretaría de Salud capacitó a cerca de 11 mil personas y en los simulacros realizados se han movilizado cerca de cinco millones de ciudadanos, logrando la mayor participación de la comunidad que se haya registrado. Pero pese a esto, los investigadores aseguran que existe una necesidad mayor para reducir el riesgo.

“Tenemos referentes de eventos como el de 1995 el sismo que sacudió Bogotá no fue tan grave porque en ese momento hasta ahora se estaba instalando la red de gas tan amplia como está ahora, por ejemplo, y por eso no se presentaron incendios. Pero hoy en día ese es un riesgo mucho más alto”, aseguró Omar Agudelo, director del Centro para la Prevención de Emergencias.

El sismo de Tauramena (Casanare), ocurrido en 1995, es un referente importante para la ciudad porque en este año logró medirse el potencial de daño por sismo en Bogotá.

“El evento ingresó a la ciudad desde el nororiente, pegándole a las localidades con una intensidad de 3 en la escala de Mercal. En el centro subió a 4 y la mayor intensidad se sintió en el occidente, y Engativá, que es la zona con más humedales y la más joven en ocupación. Como son zonas húmedas con suelos blandos, se amplifica la onda sísmica”, explicó el docente.

Para él, lo más preocupante es que “ese sector, el más vulnerable en cuanto a la posibilidad de colapso estructural, es en donde se ubica el Can, el Aeropuerto, la Cruz Roja y la oficina de emergencias de Bogotá”, destacó.

Aunque las autoridades reconocen que ante un evento de gran magnitud, cualquier recurso es escaso, también destacan la participación de la ciudadanía como primera respuesta a las emergencias e invitan a hacer parte de las actividades que se programan constantemente para aprender que hacer en caso de que se presente una eventual emergencia.

 

ALEJANDRO BORRÁEZ

Redactor ADN

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co