Miércoles 20 de agosto de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Dudoso contrato para la compra de motos eléctricas para la Policía

- | 13/02/13
Motos eléctricas para la Policía.
Motos eléctricas para la Policía.
Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

El caso compromete al exgerente del Fondo de Vigilancia de Bogotá, César Augusto Manrique Soacha.

Un contrato de prestación de servicios, suscrito durante los seis meses que ejerció como gerente encargado del Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS), tiene enredado hoy al actual director del Servicio Civil de Bogotá, César Augusto Manrique Soacha, quien precisamente debe velar por la meritocracia en la vinculación de los empleados del Distrito.

El funcionario –que dirigió dicha entidad entre marzo y agosto del año pasado– contrató en el FVS al ingeniero mecánico Julio César Cita Vargas, por 27’524.000 pesos, con el fin de que brindara una asesoría en la compra, alquiler y mantenimiento de los vehículos para la Policía Metropolitana, durante siete meses.

Ese contrato, firmado el 29 de mayo del año pasado, no dejaría de ser uno más para Manrique Soacha, salvo porque el día anterior ocurrió un hecho que llamó la atención de la actual gerente del FVS, Natalia de la Vega Sinisterra, y que ya conoce el alcalde Gustavo Petro. En la tarde del 28 de mayo, el mismo Cita Vargas fue hasta el FVS y radicó una cotización de motos eléctricas para la Policía, en representación de Northbound Technologies S.A., una compañía en la que fue representante legal.

Esa diligencia, efectuada a las 2:05 p.m. de ese día, aparece reflejada en el sistema de correspondencia y los documentos (18 folios) se entregaron en la subgerencia técnica, en manos, en ese entonces, de Jesús Hernando Amado Abril.

Lo llamativo del caso es que Northbound Technologies S.A. fue la misma compañía que el 27 de agosto del año pasado, tres meses después de este episodio, resultó beneficiada con un polémico contrato directo que adjudicó Manrique Soacha, sin licitación pública, para que dicha empresa suministrara 100 motos eléctricas para la Policía Metropolitana, por un valor de 4.357 millones de pesos. “Yo no creo en las casualidades”, dijo De la Vega Sinisterra. Este diario estableció que los documentos radicados por Cita Vargas desaparecieron extrañamente del FVS.

De la Vega Sinisterra, igualmente, busca la nulidad del contrato de las motos eléctricas, luego de que la Contraloría Distrital advirtió presuntos sobrecostos e irregularidades en tal adjudicación, debido a que otras compañías ofrecen esos vehículos en el mercado.

Manrique Soacha negó que exista una conexión entre el contrato de Cita Vargas en el FVS y la posterior compra de las motos eléctricas a Northbound Technologies S.A. Aunque la cotización aparece radicada el 28 de mayo del año pasado, Manrique Soacha afirma que el tema de las motos solo se vino a hablar hacia junio y julio. “Esto se puede ver con suspicacia, pero yo no lo conocía a él, ni a nadie de esa empresa, y su nombramiento se hizo porque se necesitaba supervisar el contrato de mantenimiento de los carros y motos de la Policía”, señaló el hoy director del Servicio Civil Distrital.

Por su parte, Amado Abril aseguró: “No tuve un documento de cotización de ese señor (Cita Vargas) sobre las motos eléctricas. Puedo pensar, de buena fe, que alguien se equivocó en el reporte de ese asunto (en correspondencia)”.

Cita Vargas explicó que trabajó hasta abril del año pasado con Northbound Technologies S.A. y sostuvo que el 28 de mayo del año pasado no radicó ninguna cotización de motos eléctricas de su empresa, sino los documentos para legalizar su contrato con el FVS.

Dijo que llegó a la entidad “por medio de una recomendación de una asesora del despacho” del alcalde Petro e insistió en que no conocía a Manrique Soacha, y que en su momento se declaró impedido para conocer de la contratación de las motos eléctricas para la Policía.

El representante legal de Northbound Technologies S.A., Carlos Andrés Vaca Jiménez, dijo que “desconocía” la situación y agregó que Cita Vargas salió de la compañía por “diferencias” con un socio.

YESID LANCHEROS

Redacción EL TIEMPO

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co