Sábado 20 de septiembre de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Me caés muy mal, Pedro Pablo León Jaramillo

- 18/09/12
Caricatura.jpg
Capo_02.jpg
Compatir
Twitter
Facebook
3
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

No esperaste a que en el otro canal tu tocayo Pablo cayera muerto en el tejado de una casa.

Me caés muy mal, Pedro Pablo León Jaramillo, porque no esperaste a que en el otro canal tu tocayo Pablo cayera muerto en el tejado de una casa, para venir a calentar el parche. ¿No creés que con un solo capo en el televisor, y justo a la misma hora en el horario triple A, es más que suficiente?

¿A qué volviste, Pedro Pablo, con tu voz pausada, tu mirada fría y tu impecable traje negro? ¿A seducir a las amas de casa desesperadas por no tener maridos ricos y ‘duros’ como vos? ¿A convertirte en el héroe de ‘pelaos’ despistados que fantasean con salir del atolladero siguiendo tus malos pasos?

Me caés muy mal, Pedro Pablo. Sos un hombre malvado, sin sentimientos, con el corazón duro como una piedra. Un tipo mal relacionado que no anda sino con mujeres bruscas y secuaces mal encarados. ¡Y qué astuto fuiste al elegir a un actor como Marlon Moreno, considerado apuesto y respetado, para meterte como Pedro Pablo por su casa… por la casa de los televidentes colombianos y ahora también del mundo!

¿Podés volver cada vez que se te da la gana? ¿No tuviste ya decenas de capítulos en una primera temporada donde bañaste de sangre y venganza la pantalla chica? Y es que si solo te aparecieras por la noche, en el ratico donde sos el rey, hasta podría evitar tu presencia. Pero es que estás metido todo el día en comerciales, en la sección de farándula del noticiero, en los programas de chismes, en las portadas de las revistas. Lo permeas todo, hasta los blogs. Te infiltras impunemente en la sociedad como los capos de verdad.

Pero es que ni siquiera sos de verdad, Pedro Pablo. Y no te podés justificar, como tu tocayo del otro canal, con la excusa de que toca recrear la historia para no repetirla, de hacer memoria porque solo así podremos exorcizar nuestros dolores. No, Pedro Pablo. Vos naciste en la imaginación de un escritor y estás hecho con retazos del capo original, que hasta habla parecido a vos, despacio, pero fue más malo que Caín a pesar de que les regaló casas a los más desamparados.

Vos Pedro Pablo, sos un oportunista. Después de hacer tus fechorías en Colombia, te extraditaron a Telefutura y se amañaron tanto con vos que volviste más agrandado que nunca. Miami te ama. Lo único que vas a lograr con tu regreso es hacer enojar a Pablo, tu tocayo, y que te anote en su famosa y temida libreta para lo que ya sabemos.

Entre ustedes mátense par de Pablos, que yo, por fortuna, tengo cómo alejarme de esa guerra llamada ‘rating’ con un arma que ustedes dos no tienen: el control remoto.

Hasta la vista, Pedro Pablo. Me caés tan mal como el Patrón del Mal.

Si quieres saber más sobre entretenimiento, visita mi sitio web ASÍ LO VE ÓSCAR

Sígueme en Twitter: @oscarmon