Martes 21 de octubre de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


Temor por carne de caballo en expendios del mercado público

- | 08/08/12
Carne.
Carne.
Compatir
Twitter
Facebook
1
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

Tras el hallazgo de cabezas de equinos en El Boliche, las ventas están bajando, dicen comerciantes.

Después del hallazgo de ocho cabezas de caballos y burros en el sector El Boliche, a las seis de la mañana del lunes, los compradores de carne en el mercado han estado desconfiados de lo que les han estado vendiendo.

“La gente viene y huele la carne. Están mirándola como si no fuera de res. Siempre que encuentran carne de caballo aquí en el Centro las ventas se nos bajan un 20 por ciento porque la gente comienza a dudar”, se queja Saúl Palomo, vendedor de carne de res desde hace cinco años en El Playón, uno de los siete mercados públicos de Barranquilla.

Un reciclador encontró las cabezas equinas, a pocos metros de la nevada de los buses intermunicipales. Rubén Parejo, conductor de la empresa Cootransoriente, denunció que es común que en el mismo sitio aparezcan partes de caballos los lunes.

En julio de 2011, la Policía decomisó 350 kilos de carne de caballo en Rebolo, barrio tradicionalmente señalado en esta ciudad de tener mataderos ilegales y de distribuir desde ellos carne equina. En aquel operativo, dos hombres fueron capturados cuando transportaban la carne descompuesta en una carretilla.

Luis Ramírez, otro vendedor de carne de res en el Mercado El Playón, dice que por los restos de caballos encontrados no puede decirse que en todo el mercado y el Centro se vende carne equina porque ese tipo de tejido termina camuflado, pero en las ventas callejeras.

“Aquí todas las noches descargan los camiones que traen la carne de res de los mataderos certificados. Le compramos a Camagüey, Santa Cruz, Caracolí y Sabanalarga”, explica Luis.

Él les aconseja a los barranquilleros dudar de la procedencia de la carne cuando se la vendan muy barata: por ejemplo, una libra de capón que cuesta 5.500 pesos no es usual que la ofrezcan a menos de tres mil pesos.

Además, la confianza que tenga el comprador con su carnicero es clave, continúa Luis, para evitar sorpresas desagradables o que les terminen vendiendo caballo por res.

El peligro de esta carne es que animales están enfermos y no hay condiciones higiénicas en mataderos.

Por lo general, los animales sacrificados están en pésimas condiciones luego de una vida de trabajo.

Aprenda a diferenciarla

Saúl Palomo dice que el olor es la principal diferencia entre las carnes de caballo y res. La primera suele oler a varrechina, dice Saúl, refiriéndose a un limpiador con hipoclorito de sodio.

La carne de caballo, continúa Saúl, tiene un rojo más intenso que la de res y es más dura al tacto.

El Distrito anunció operativos en busca de los mataderos clandestinos, dedicados al sacrificio de equinos. Minprotección Social ha manifestado que la carne equina puede ser consumida, siempre y cuando proceda de un matadero certificado y se le notifique al usuario sobre el tipo de carne que consumirá.

TATIANA VELÁSQUEZ ADN

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co