Miércoles 23 de abril de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


A conductor de Transmetro lo mataron por $ 3.400 pesos

- | 21/05/13
TRANSMETRO
Esta secuencia registrada en un video aficionado muestra como los conductores se acercaron a los jóvenes y finalmente se cometió la agresión fatal.
Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

El agresor, un adolescente de 16 años, está en manos de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Norberto Sánchez Pinzón, conductor de Transmetro, el sistema masivo de transporte urbano en Barranquilla, murió la tarde del sábado en una clínica de Barranquilla después de haber recibido una puñalada cerca del corazón.

El ataque se produjo a las 3:05 p.m. después de intentar sacar a dos jóvenes que habían ingresado de manera ilegal a la estación Pacho Galán, en el municipio de Soledad, área metropolitana de la ciudad.

Sánchez tenía 37 años y desde hace dos era empleado de la empresa Sistur, una de las dos operadoras de buses del sistema. Sus compañeros lo describieron como un empleado ejemplar, siempre destacado por su sentido de pertinencia. Su cuerpo será sepultado en Barrancabermeja (Santander), su ciudad de origen.

Desde hace dos años el conductor vivía en Soledad con su esposa Mayerlis León en el barrio Los Robles. Era el padre de una niña de siete años y cuando fue atacado se disponía a regresar a su casa porque había terminado su jornada de capacitación.

Su esposa, en medio de lágrimas, pidió justicia y contó que su marido no estaba contento con su trabajo porque el pago de su sueldo no siempre era puntual y por los continuos peligros a los que se exponía al intentar controlar a los pasajeros evasores.

Hechos, en video

En un video aficionado que circula desde el sábado por redes sociales se observa cómo el funcionario les pidió a los dos usuarios abandonar la estación por no haber pagado los 3.400 pesos de los dos pasajes. El adolescente de 16 años y su acompañante, un muchacho de 18, habían ingresado forzando una puerta desde el carril exclusivo del 'sólobus'.

Del video se puede ver también cómo uno de los evasores camina cerca del conductor, mientras este continúa adelante con su reclamo. En el fotograma siguiente aparece el funcionario empujando al mayor de edad hacia el carril del ‘solobús’ y al adolescente hiriendo a Sánchez en represalia.

En otras imágenes, obtenidas de una de las cámaras de seguridad de la estación, quedó registrada la huída de los dos implicados hacia el barrio Las Moras, cerca a la estación de Transmetro.

Transmetro informó que el conductor había llegado a esa estación, con otro grupo de operadores, en un bus de capacitación y fue en ese mismo vehículoen el que fue trasladado a la Clínica Murillo, donde falleció durante la intervención quirúrgica.

Gonzalo Carrero Pérez, subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, dijo ayer que el joven agresor fue capturado poco después del ataque.

“Por señalamientos de la misma comunidad se logra llegar a la vivienda donde se encuentra a un joven presunto actor del hecho. Fue dejado a disposición de la autoridad competente. De igual forma se entregan todos los videos a la Fiscalía”, comentó el oficial.

Carrero confirmó que el menor había confesado haberle propinado la herida mortal al conductor, y cuestionó, además, que este tipo de hechos de intolerancia sigan presentándose en Barranquilla.

Lamentó que el operador no hubiera hecho de manera adecuada el llamado de atención a los jóvenes y que uno de estos hubiera respondido con un arma blanca.

El 18 de febrero de 2012, también en otro hecho de intolerancia, el pasajero Pedro Antonio Lara murió apuñalado después de haberle reclamado a un hombre que respetara la fila. El atacante estaba disfrazado porque los hechos ocurrieron un sábado de Carnaval.

Falta más respeto por la vida

La Policía había reportado el pasado 13 de mayo que durante las celebraciones del Día de la Madre se presentaron dos mil riñas en esta ciudad y había hecho un llamado a los ciudadanos a saber manejar mejor sus diferencias diarias de convivencia para que estas no terminaran en agresiones ni en muertes.

El respeto por la vida sigue siendo una asignatura en la que esta ciudad se raja. La encuesta de percepción ciudadana ‘Barranquilla, cómo vamos’ encontró en 2012 que sobre 5 puntos posibles, la ciudad obtuvo 2,6, es decir, para el 46 por ciento de los encuestados es muy poco el respeto que los barranquilleros tienen hacia su vida y la de los demás.

POR TATIANA VELÁSQUEZ

REDACTORA ADN

ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co