Miércoles 20 de agosto de 2014

ESCOGE TU CIUDAD
Síguenos en:
facebook
twitter


James Holmes quería que lo llamaran el 'Guasón'

- | 22/07/12
James Holmes, de 24 años,  es el presunto responsable de la masacre. Ya fue capturado.
James Holmes, de 24 años, comparecería el lunes ante una corte en Colorado, EE. UU.
Compatir
Twitter
Facebook
0
Correo
Guardar
Correo
1
Coment.

La masacre de 12 personas cometida por hombre de 24 años en un cine, enluta a Estados Unidos.

 

Hacia abril de este año, James Holmes recibió una pésima noticia de la Facultad de Medicina en la Universidad de Colorado, donde adelantaba un Ph. D. en neurociencia. Tras casi un año de estudios, sus exámenes preliminares indicaban que no aprobaría el curso y le sugirieron que lo mejor era retirarse.
 
Si fue este incidente el que desató la furia extrema que lo llevó a asesinar a sangre fría a 12 personas y dejar a otras 59 heridas -algunas de gravedad- el viernes en la madrugada en un teatro de Aurora, en las afueras de Denver, aún no se sabe.
 
Y quizá pasen varios días antes que las autoridades logren armar el rompecabezas de lo que es una de las peores tragedias de este tipo en EE. UU. (Lea: La tragedia que ha marcado a Batman dentro y fuera de la pantalla)
 
Lo que sí parece claro, o al menos así lo piensa Daniel Oates, el jefe de la Policía del condado que adelanta la investigación, es que se trató de un "atentado cuidadosamente planeado y la obra de una mente muy perturbada".
 
Cuando Holmes ingresó por la puerta trasera del teatro donde se estrenaba la última cinta de Batman, parecía, según relatan los testigos, preparado para una guerra. Llevaba una máscara de oxígeno, chaleco antibalas y cobertores para proteger cuello y piernas. Además portaba un rifle AR-15, una escopeta Remington y una pistola Glock calibre punto 40, que había comprado legalmente seis meses antes en diversos almacenes de la zona.
 
Así mismo, cargaba bombas lacrimógenas y de humo que detonó antes de disparar.
 
Según la Policía, al momento de su arresto se identificó como el 'Guasón', famoso personaje de Batman, inmortalizado por el fallecido actor Heath Ledger. Como hecho particular, que llamó la atención de las autoridades, es que llevaba el pelo teñido de rojo.
 
En su apartamento, las autoridades encontraron al menos 30 bombas listas para detonar y tuvieron que desalojar cinco complejos adyacentes. Todos estos detalles indican un alto grado de premeditación.
Sin antecedentes
 
Lo raro, o al menos así parece de las primeras investigaciones, es que Holmes ni tenía historial de violencia ni encajaba en el perfil del alguien al borde de semejante barbarie. Solo registraba una multa de tránsito por exceso de velocidad.
 
De 24 años, Holmes creció en un suburbio de clase alta en San Diego, California, donde aún viven sus padres. Según una vecina de los Holmes, se trata de una familia muy unida. "Era un joven normal, quizá un poco tímido. Pero bien educado y muy involucrado con su familia en la Iglesia presbiteriana a la que asistían", dice la vecina.
 
Tom Mai, padre de un joven que conoció a Holmes en el barrio, también lo describió como un tipo cualquiera. No había nada anormal en su comportamiento.
 
El joven hizo su bachillerato en el colegio Westview y de allí pasó a la Universidad de California-Riverdale, en Los Ángeles, a estudiar ciencia y de donde se graduó con honores.
 
Poco se sabe aún de este período de su vida, pero, según un excompañero que entrevistó el diario 'Washington Post', era una persona "muy silenciosa y reservada", nada fuera de lo común. "Quizá un poco asocial. Pero no recuerdo algo que me indicara que era peligroso", sostiene el joven. Pero eso, como quedó claro, no es garantía de nada.
 

Análisis: actúan de una manera normal

Michael Welner, psiquiatra especializado en este tipo de masacres, anota que en la mayoría de los casos el individuo que perpetra estos actos exhibe un comportamiento normal y no necesariamente padece de algún tipo de psicosis o enfermedad psicológica.
 
"En algún punto, sin embargo, esta persona se convence de que sus penas o los abusos a los que ha sido sometido son severos y que ello le da derecho sobre la vida de otras personas", dice Welner.
 
Sean cuales sean las causas que motivaron la matanza de James Holmes, varias familias hoy lloran sus muertos y la sociedad estadounidense, que ya ha pasado varias veces por aquí, se embarca de nuevo en el interminable debate sobre el derecho de portar armas y la extraordinaria facilidad con la que se consiguen en este país.
 
Los detalles sobre este sangriento hecho se podrán comenzar a saber el lunes, cuando Holmes realice su primera comparecencia ante un juez.
 

Niña de 6 años, entre los muertos

Autoridades forenses dieron a conocer las identidades de los fallecidos, entre los cuales está la menor de 6 años Veronica Moser.
 
Las otras víctimas tenían entre 18 y 51 años: Jessica Ghawi, John Larimer, Alexander Boik, Jesse Childress, Jonathan Blunk, Rebecca Ann Wingo, Alex Sullivan, Gordon Cowden, Micayala Medek, Alexander Teves y Matthew McQuinn, de quien aún se espera confirmación de la identidad.
 
Sergio Gómez Maseri
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
ESCRÍBENOS A: contenido@diarioadn.co